Seguro obligatorio

La legislación vigente contempla varios casos en los que es necesaria la contratación de un seguro obligatorio: los dos más emblemáticos son los protagonizados por las empresas y los dueños de vehículos. En el caso de las empresas, las mismas deben tener un seguro obligatorio de accidentes laborales para la protección de sus trabajadores.

Para los propietarios de vehículos el seguro obligatorio es el de responsabilidad civil, que ofrece cobertura frente a su responsabilidad en un accidente. Este seguro obligatorio es exigible para los dueños de coches, motos y otros vehículos; en general protege a todos los conductores (no solamente al conductor titular del seguro).

La legislación también establece que el seguro de viajeros es un seguro obligatorio: este brinda protección a los usuarios del transporte público en caso de accidentes e incluye tanto al transporte terrestre como al marítimo.